Hace 10 años: La izquierda internacional busca la fórmula adecuada de la unidad para lograr el triunfo político

Jan 14 • Euskal Herria (País Vasco) • 642 Views • No Comments on Hace 10 años: La izquierda internacional busca la fórmula adecuada de la unidad para lograr el triunfo político

(Gara/Ingo Niebel, 13.01.2007) Hace una década publiqué este artículo sobre la XII conferencia Rosa Luxemburgo en Berlín, un tradicional encuentro de la izquierda alemana pero que entonces adquirió especial importancia para Euskal Herria.

Algunos esperaban, otros temían que Arnaldo Otegi podría hacer acto de presencia en la capital alemana. La Audiencia Nacional le había prohibido al entonces portavoz de la Izquierda Abertzale viajar a Centroeuropa. Como tantas veces antes en la Historia vasca, también este político abertzale mostró que para vascos y vascas siempre hay un camino para dejar de lado las imposiciones e ilegalizaciones españolas. La preocupación por parte del Estado español que el perseguido político hiciera acto de presencia en Berlín fue tan grande que incluso mandó sus diplomáticos a la conferencia. Estos vinieron en su BMW de alta gama con matrícula diplomática y lo aparcaron delante del lugar donde tuvo lugar la conferencia. Su presencia tampoco evitó que Arnaldo Otegi hablara por Skype en euskera y con traducción al alemán al público. GARA fue el único medio que pudo cubrir esta noticia con una foto que es la misma que acompaña este post. Hoy el abertzale estará en persona en la XXII conferencia para dirigirse en persona al público.

La izquierda internacional busca la fórmula adecuada de la unidad para lograr el triunfo político

Ingo Niebel, Berlin

Más de dos mil personas visitaron  el sábado la tradicional conferencia “Rosa Luxemburg” buscando la unidad de la izquierda en Berlín. Los medios de comunicación tradicionales dejaron de silenciar al más importante evento izquierdista en Alemania y pasaron al ataque directo cuando se supo que Arnaldo Otegi intervendría. El Ministerio de Interior anunció que iba a observar el acto.

Unidad es algo que se está buscando también en Alemania: la izquierda del país está más dividida que nunca. Aunque el partido socialista Linkspartei.PDS, que tiene sus bases en el Este del país, está en proceso de fusión con el WASG, afincado en el Oeste, el paisaje político a la izquierda de los socialdemócratas aparece lo más variopinto posible. Desde que el SPD del socialdemócrata Gerhard Schröder se ubicó en el mal llamado “nuevo centro”, abriendo el camino al neoliberalismo en tierras alemanas, ha dejado un vacio a su izquierda. La cuestión fundamental es como llenarlo: ¿o ocupándolo con una decidida política socialista o “socialdemocratizando” las posiciones del Linkspartei.PDS? Tan a al grano no quisieron ir los organizadores de la conferencia “Rosa Luxemburg”, todos procedentes del ámbito izquierdista y sindicalista.  Optaron por invitar a ponentes de diferentes países para escuchar diferentes puntos de vista antes del debate de cierre del evento. La XII edición de este ya tradicional evento corrió bajo el lema “Esto se puede hacer de otra manera – united, unido, vereint”.

Arnaldo Otegi se dirige por videoconferencia al público de la XII Conferencia Rosa Luxemburgo de Berlín (2007). La Audiencia Nacional le había prohibido viajar a Alemania. Copyright Ingo Niebel

Desde Brasil, China y Cuba aportaron sus puntos de vista el teólogo de liberación Alberto Moreira, la periodista Feng Yuan y el director del Instituto de Estudios Europeos Francisco Brown Infante, respectivamente. La moderación y organización de la conferencia corrió, como siempre, a cargo del diario “junge Welt”. Su dirección decidió invitar también al portavoz de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi. “Nosotros nos tomamos la libertad de invitar a quien queremos. Nos parece interesante estudiar cómo el movimiento abertzale, a pesar de sus diferencias internas, logra actuar de forma unida” explicó el gerente del “junge Welt, Dietmar Koschmieder a GARA. Cuando se supo que la Audiencia Nacional prohibía a Otegi el viaje a Berlín, el diario publicó una extensa entrevista con el político abertzale el pasado día 5. “Un total de 130 noticias españolas hicieron eco de nuestra información” dijo Koschmieder al público. No sólo ellos: el viernes el diario conservador “Frankfurter Allgemeine Zeitung” (FAZ) atacó con un artículo injurioso y plegado de errores bajo el título “Invitación al terror”. Por un lado se quiso reducir los asistentes a “los viejos izquierdistas del 68” y a “sectarios”. Por el otro lado se optó por presionar a las organizaciones sindicalistas para que retirasen su apoyo a la conferencia. No lo lograron. Dado que el Ministerio de Interior alemán iba a observar el acto, según el FAZ, si surgió cierto temor si los estados alemán y español pudieran sabotear la videoconferencia con Otegi. Al final todo salió bien porque el coraje más la técnica y la traducción simultánea vencieron a la Audiencia Nacional: Otegi apareció en una gigantesca pantalla, explicando en euskera la  visión de Batasuna sobre el proceso democrático y la construcción de la Europa de los Pueblos y de los ciudadanos. En tres ocasiones recibió un largo y caluroso aplauso del público. Fue la primera vez que un destacado miembro de la izquierda abertzale pudo explicar de esta forma su punto de vista a un público alemán.

El Gobierno español dio tanta importancia a la aparición de Otegi en la capital alemana que optó por hacer acto de presencia en la conferencia enviando personal de su Embajada en un coche oficial con placas del Cuerpo Diplomático. Los alemanes se limitaron a estacionar una furgoneta policial enfrente del lugar del encuentro, la Universidad Técnica, y a “observar” de forma encubierta el acto.

El debate de clausura, celebrado entre representantes de diferentes organizaciones izquierdista, dejó al descubierto que los alemanes no llegarán a superar su división, sino que más bien la van a profundizar.

Claveles rojos para Rosa y Karl

IN, Berlín

El segundo fin de semana de enero suele ser la fecha más esperanzadora para todos aquellos alemanes que  aún creen en una alternativa izquierdista al actual sistema neoliberal.

El sábado está marcado por la conferencia que lleva el nombre de la heroína comunista Rosa Luxemburg, asesinada por la falange derecha al servicio de la socialdemocracia en 1919. Junto a ella murió su camarada Karl Liebknecht. El domingo,una manifestación recorre en honor a ellos recorre las calles de Berlín. Al rededor de 100 000 personas suelen emprender el camino hacia el “Cementerio de los Socialistas”. Mucha gente mayor sigue la tradición de la Alemania oriental, otros por obligación ideológica, y los jóvenes aprovechan la ocasión para expresar su protesta política. Su respeto lo expresan los manifestantes depositando claveles rojos en el monumento que recuerda a los que obraron por la versión socialista de un mundo mejor.

Related Posts

Leave a Reply

« »

%d bloggers like this: